Mar
24

¿Cómo empezar a invertir desde cero?

Rodrigo Amaya

Si invertir es algo que nunca has hecho, pero quieres empezar hoy mismo, tómalo con calma y considera estos consejos.

Para comenzar, debes tener claro que invertir simplemente consiste en poner a trabajar tu dinero de manera que logres aumentar tus ingresos con el tiempo.

Las inversiones de dinero son la mejor opción para generar una vida financiera mucho más sana y una de las alternativas más viables que existen para construir un futuro pleno, libre de deudas y con un bienestar financiero que te permita vivir tranquilo.
No obstante, cuando nace la curiosidad de invertir para mejorar tu calidad de vida, antes de hacerlo debes:

   • Estar dispuesto a asumir decisiones difíciles.

   • Estar bien informado sobre la tasa de interés.

   • Como funcionan los diferentes instrumentos de inversión.

   • Con que cantidad de dinero puedes disponer.

En este artículo, te daremos algunos consejos que debes tener en cuenta para invertir eficientemente. Además, vamos a hablar de los errores más comunes que cometen los traders al empezar a invertir.

Buenfin con Moneyman

¿Cómo invertir mi dinero? Tipos de inversiones que existen.

Las inversiones se dividen en dos:

   • Inversiones Empresariales: en este tipo de inversión se coloca dinero en manos de empresarios para que sus compañías se desarrollen y generen ganancias. Asimismo, la persona que invierte recibe un retorno de inversión establecido desde un principio y conforme la posibilidad de crecimiento que se proyecte en el negocio.

   • Inversiones Financieras: son las más accesibles para las personas porque existen diferentes tipos con reglas y rendimientos específicos para cada una de ellas. Lo mejor, es que tú puedes elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Ahora que entendemos esto, viene lo bueno ¿Cómo comenzar a invertir?

A continuación, te explicamos los primeros pasos y preguntas que debes responder para que tu inversión vaya en la dirección correcta.

1. Descubre como ser un buen inversionista:

Tu personalidad y tu perfil de inversión no siempre son iguales. Que seas tímido no significa que seas conservador para invertir, o disfrutar los deportes extremos no te hace necesariamente una persona poco inversionista.

Hay cientos de tests en Internet que puedes hacer para definir cuál es tu perfil de inversión. Aprovecha también los cuestionarios que muchas instituciones financieras ofrecen a sus clientes para determinar su perfil.

2. Define cuánto dinero destinas para invertir.

Saber exactamente cuánto es el monto que tienes disponible para invertir te permitirá poner límites a posibles pérdidas y reconocer las verdaderas ganancias.

En una inversión el dinero cambiará de valor y esto no debe afectar tus finanzas personales. Por eso recomendamos que separes los conceptos; el dinero que usas para tus gastos no es el mismo que ahorrarás ni tampoco el que invertirás.

Finalmente, ten en cuenta que el dinero que tienes disponible para empezar a invertir debe alcanzar para todos los costos asociados y mínimos requeridos según el producto financiero que elijas.

3. Entiende los siguientes conceptos básicos.

Una vez que ya sabes cuál es tu perfil y tienes claro cuánto dinero usarás, debes conocer los dos conceptos básicos de toda inversión: Riesgo y rentabilidad.

   • ¿Qué es el riesgo? Es el concepto general asociado a las fluctuaciones que rodean las operaciones de una inversión respecto a los valores esperados.

   • ¿Qué es rentabilidad? Es la capacidad que la inversión de tu dinero tiene para generar ganancias.

4. Establece un objetivo de ahorro para tu inversión.

¿Para qué quieres ahorrar? ¿Cuál es tu objetivo de inversión? ¿Cuáles son tus plazos para ambos? Éstas son sólo algunas de las preguntas que debes hacerte para identificar la causa que te lleva a apartar un monto de dinero para resguardar o rentabilizar.

Es recomendable que tengas una meta, que oriente tu planificación financiera y que te ofrezca claridad ante los imprevistos que surgirán en el camino.

5. Elige el producto financiero que mejor te acomode para tu inversión.

Esta decisión influirá en tu plan de inversión. El producto que elijas debe acomodarse a tu perfil de inversión y necesidad financiera, ya sea un crédito o un préstamo personal.

Para que tomes una decisión informada, trata de conocer las principales diferencias entre los instrumentos de ahorro y de inversión más comunes del mercado.

6. Desarrolla un plan de inversión para un tiempo determinado.

¿Sabes por cuánto tiempo invertir? ¿Cada cuánto tiempo quieres obtener ganancias? ¿Estarás pendiente todo el tiempo o lo verás indirectamente? ¿Prefieres dejarlo en manos de un experto?

7. ¿Cuál es mi situación económica actual?

Haz un riguroso análisis de tus finanzas personales.

   • Cuánto ganas al mes.

   • Cuánto gastas en renta, alimentación, salud, servicios, transporte, deudas, entretenimiento, etc…

   • Cuánto podrías ahorrar y cuánto invertir.

En conclusión, empezar a invertir conlleva un conjunto de incertidumbres y situaciones imprevistas, las cuales debes saber enfrentar desde el inicio.

Por eso debes decidir tus objetivos, definir un plan financiero, comprender los costos y manejar los conceptos básicos que te ayudarán a entender bien de qué se trata tu inversión.

Si te encuentras en aprietos financieros y necesitas una solución, rápida, sencilla y confiable, recuerda que cuentas con los préstamos rápidos de Moneyman, con los que podrás comenzar ese negocio que tanto anhelas o comenzar con ese fondo de inversión para construir un patrimonio.

Etiquetas: FINANZAS,AHORRO DINERO

Artículos relacionados

May
27

2 Consejos para Saber que Dinero Invertir en tu Negocio

► leer más
Mar
24

¿Cómo empezar a invertir desde cero?

► leer más

ESCRIBE UN COMENTARIO


    ◄ regresar

      ¡SUSCRÍBETE!

      Y recibe los mejores consejos para mejorar tus finanzas

      X CAT PROMEDIO

      CAT (Costo Anual Total) Promedio de 606.8% sin IVA, calculado sobre un préstamo de $3,000 pesos a 15 días.

      Fecha de cálculo: 24/07/2021

      Para fines informativos y de comparación exclusivamente. Préstamo sujeto a aprobación.