Lun a Vie de 9:00 a 20:00 horas
Sábados de 9:00 a 17:00 horas
800 422 1022
55 5005 9720
55 4777 9790
55 4742 0270
800 422 1022
55 5005 9720
55 4777 9790
55 4742 0270
Lun a Vie de 9:00 a 20:00 horas
Sábados de 9:00 a 17:00 horas

Préstamos en efectivo

La mayoría de las personas siempre están necesitadas de efectivo para solventar sus problemas personales, familiares o de trabajo, por lo que suelen solicitar préstamos en efectivo o préstamos en linea, ya sea en alguna institución bancaria, casa de empeño o caja de ahorro, o también sigue siendo muy común recurrir a los agiotistas o prestamistas privados.

Los préstamos en efectivo podría parecer una solución sencilla, pero lo que no alcanzan a dimensionar las personas, son los compromisos que se obtienen al solicitar este tipo de préstamos. Se debe de entender la responsabilidad que se genera, que va desde la firma de algún contrato o pagaré, en los cuales se detalla el monto pactado, los intereses que se cobrarán y el tiempo en que deberá de ser liquidada esa deuda, así como otro tipo de requisitos como lo es un aval.

Además de esto, solicitar un préstamo en efectivo no suele ser un trámite tan sencillo, ya que por lo general la mayoría de las instituciones financieras solicitan una cuenta bancaria para hacer el depósito de la cantidad solicitada y es difícil encontrar alguna opción en la que se te entregue el efectivo directamente. Lo más común es hacerlo a través de instituciones bancarias, pero esto limita su acceso para todas aquellas personas que no están bancarizadas, es decir, que no cuentan con acceso a una cuenta bancaria.

Es por esto que iniciar una solicitud de un préstamo en efectivo no siempre parece necesariamente la mejor opción. Habrá situaciones en las que no puedas acudir físicamente a una sucursal por la urgencia del préstamos, por lo que ir a recoger el dinero en efectivo no es lo ideal ante el tiempo limitado. A esto súmale el riesgo de ir a una sucursal en la que todo mundo sabe que vas a salir con efectivo en las manos; independientemente de la cantidad, esto es un riesgo que te puede poner en una situación mucho más complicada que de la que originalmente querías salir.

Trámites para los préstamos en efectivo

Por si no fuera suficiente, los trámites para los préstamos en efectivo son bastantes largos y quitan mucho tiempo. Estar recorriendo diferentes instituciones para poder tomar una buena opción, no pagar tanto de interés y los plazos para los pagos y, sobre todo, los requisitos que requieren, es el punto en donde la mayoría de las personas tardan en conseguir toda la información, llenar formatos, buscar estados de cuenta bancarios o comprobantes de ingresos y en algunas ocasiones, el hecho de buscar algún aval lo cual en esta época, resulta muy difícil, ya que el valor de la firma de un tercero en un documento, es difícil, por que nadie quiere contraer deudas de un tercero, que al final, a veces, es el que termina pagando la deuda. Después de entregar esa documentación todavía tiene que esperar el tiempo de respuesta y las visitas a los domicilios o llamadas de referencias, para poder comprobar todos los datos y que ellos puedan tomar la decisión de autorizar o no ese préstamo. Definitivamente un préstamo en efectivo no es la mejor opción ante una emergencia.

¿Qué tipo de préstamo en efectivo elegir?

Algo que también se tiene que tomar en cuenta es el tipo de préstamo en efectivo que se está solicitando. Existen los préstamos en efectivo garantizados y los préstamos en efectivo no garantizados, que muchas veces no dependen de lo que tú busques sino de las opciones que el prestamista o entidad financiera ofrezca. Antes de tomar una decisión respecto a cuál de los dos es más conveniente solicitar, es importante saber qué significa cada uno y cuáles son las características que pueden determinar cuál de los dos es el ideal para ti.

Préstamos en efectivo Garantizados

Los préstamos en efectivo garantizados son un tipo de entrega de crédito que ayuda a las personas a construir o establecer su historial crediticio. El préstamo en efectivo asegurado se extiende cuando un prestatario usa su propio capital líquido para garantizar el préstamo en efectivo que se realiza. Los préstamos en efectivo garantizados son respaldados por activos o artículos de igual o mayor valor que el monto del préstamo en efectivo. Este tipo de préstamos en efectivo son los que puedes ver en casas de empeño, cajas de ahorro o con prestamistas, pues son lugares en los que dejas tus pertenencias en prenda y el monto del préstamo en efectivo asciende únicamente al valor equivalente de aquello que quede en garantía, como pueden ser joyas, electrodomésticos, aparatos electrónicos, o incluso facturas de bienes de mayor valor como autos o hasta las escrituras de algún bien inmueble. Además de estas opciones, otro tipo de garantía puede ser un aval, que es una persona que firma contigo el contrato, comprometiéndose a pagar él el valor del préstamo en efectivo en caso de que tú no cuentes con la capacidad de pagarlo. Como podrás ver, los préstamos en efectivo garantizados son bastante riesgosos si no cuentas con una planeación adecuada de cómo solventarás la deuda adquirida.

Préstamos en efectivo sin garantía

Como bien sabes, los préstamos en efectivo nos permiten pedir dinero prestado a cambio de regresarlo con intereses. Esto es igual tanto en los préstamos en efectivo garantizados, como en los no garantizados, por lo que siempre será una opción a considerar el no tener que arriesgar tus pertenencias o la estabilidad financiera de un aval. Por esto, los préstamos en efectivo no garantizados son una gran opción, ya que no requieren de un respaldo de ningún tipo, ni aval ni garantía física, pues sólo se efectúan basados en tu calificación crediticia inmediata y tu capacidad de pago. En este tipo de préstamos el riesgo recae completamente sobre los prestamistas, ya que no hay nada de valor de por medio que haga que el cliente cumpla con pagar sus préstamos, por lo que sus intereses suelen ser un poco más altos, pero evitas todo el riesgo que implica un préstamo en efectivo garantizado. Sin embargo, la mayoría de las opciones de préstamos en efectivo disponibles son garantizados, por lo que no es tan fácil acceder a este tipo de condiciones.

Teniendo todo esto en mente, seguro ya te habrás dado cuenta que los préstamos en efectivo no necesariamente son la opción más sencilla para salir de un apuro. En cambio, hay otras opciones como los créditos personales en línea, que en cuestión de minutos te ofrecen una respuesta sobre la aprobación de tu solicitud, y en pocos minutos más te depositan la cantidad requerida sin necesidad de ir a ninguna sucursal y arriesgarte a salir con el dinero en efectivo, como es el caso de Moneyman.

Así que ya lo sabes, si ya tomaste la decisión de solicitar un préstamo, considera todas tus opciones y toma la que más te convenga.